fotonoticia_20150903180115_1200.jpg

Descripción general

La estimulación magnética transcraneal (EMT) es un procedimiento no invasivo que utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas en el cerebro con el fin de mejorar los síntomas de depresión. La estimulación magnética transcraneal suele emplearse cuando los demás tratamientos para la depresión no han resultado efectivos. Este tratamiento para la depresión consiste en la emisión de pulsos magnéticos repetitivos, por lo que recibe el nombre de estimulación magnética transcraneal repetitiva o EMTr.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la terapia en el 2008. La Clínica Mayo de Estados Unidos la utiliza, desde el 2002.

 

Cómo funciona

Durante una sesión de EMT, se colocan estimuladores electromagnéticos sobre el cuero cabelludo. El electroimán emite pulsos magnéticos sin causar dolor que estimulan las células nerviosas en la región del cerebro que controla el estado de ánimo y la depresión. Activa regiones del cerebro que tienen actividad disminuida en personas con depresión.

Si bien aún no se comprende por completo la biología del funcionamiento de la EMTr, la estimulación parece afectar el funcionamiento del cerebro, lo que a su vez alivia los síntomas de la depresión y mejora el estado de ánimo.

 

Por qué se realiza

La depresión es un trastorno que se puede tratar, pero, para algunas personas, los tratamientos convencionales no resultan efectivos. La estimulación magnética transcraneal repetitiva se usa habitualmente cuando los tratamientos convencionales, como los medicamentos y la terapia de conversación (psicoterapia), no resultan útiles.

 

Riesgos

La EMT repetitiva es una forma no invasiva de estimulación cerebral que se emplea para la depresión. A diferencia de la estimulación del nervio vago o la estimulación cerebral profunda, la EMTr no requiere cirugía o implante de electrodos. Y, a diferencia de la terapia electroconvulsiva (TEC), la EMTr no causa convulsiones ni requiere sedación con anestesia.

En general, la EMTr se considera segura y se tolera bien. Sin embargo, pueden producir algunos efectos secundarios.

  • Dolor de cabeza
  • Incomodidad en la zona de estimulación del cuero cabelludo
  • Sensación de hormigueo, espasmos o movimientos espasmódicos de los músculos faciales
  • Aturdimiento

El médico puede ajustar el nivel de estimulación para reducir síntomas o puede recomendarte que tomes medicamentos de venta libre para el dolor antes del procedimiento.

Después de cada tratamiento, puedes retomar tus actividades cotidianas luego del tratamiento. Generalmente, entre un tratamiento y otro puedes trabajar y manejar.

 

Resultados

  • Si la estimulación magnética transcraneal repetitiva resulta efectiva para ti, es posible que tus síntomas de depresión mejoren o desaparezcan completamente. El alivio de los síntomas puede llegar después de unas pocas semanas de tratamiento.
  • La eficacia de la estimulación magnética transcraneal repetitiva puede aumentar de acuerdo a la cantidad de estímulos que se necesitan y los mejores lugares para estimular el cerebro.
  • Después de que finalicen las series de tratamiento de la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr), la atención normal para la depresión, como medicamentos y psicoterapia, puede recomendarse como tratamiento continuado.
  • Al final del tratamiento sabrás si mantener las sesiones de EMTr será beneficioso para tu depresión. Esto implica continuar un tratamiento cuando ya no tienes síntomas con la esperanza de que dicho tratamiento evite que los síntomas vuelvan.
  • Sin embargo, si tu depresión aumenta con EMTr y luego tienes otro episodio con síntomas, tu tratamiento de EMTr se puede repetir. Esto se denomina reinducción.
  • Si tus síntomas mejoran con EMTr, habla con el médico sobre la continuidad o el mantenimiento de las opciones de tratamiento.

 

Importante

  • Las células nerviosas de la región cerebral implicadas en el control del ánimo y la depresión se estimulan con la técnica EMT.
  • La terapia se aplica para tratar trastornos de sueño, TDAH o neurorrehabilitación tras accidentes cerebrovasculares.
  • Una queja de los pacientes con depresión es que los seguros no cubren sus necesidades en el campo de salud mental, en La Veró sí brindamos cobertura con nuestra propia medicina prepaga desde 1995.
  • En el equipo de La Veró siempre hay una nutricionista y un kinesiólogo, que guía al paciente a tener una alimentación equilibrada y ejercicio físico, que lo ayuda a alcanzar una mejor calidad de vida y bienestar general del organismo durante su tratamiento.

 

Fuente: Clínica Mayo (EEUU) 

vitamina-d.jpg

La importancia de la vitamina D para el sistema inmune es una línea de defensa muy importante que tenemos para protegernos de organismos invasores extraños y, de esta forma, evitar posibles enfermedades e infecciones. Cuando la respuesta del sistema inmunitario no funciona correctamente, pueden aparecer problemas de salud graves como, por ejemplo, infeccionesalergiasasma e, incluso, enfermedades autoinmunes

Cada vez se puede encontrar más información dónde se vincula tener una deficiencia de vitamina D con la aparición de enfermedades autoinmunes. En este tipo de enfermedades, lo que sucede es que el sistema inmunitario, por error, ataca a nuestras propias células y órganos, como sucede en la diabetes tipo I1,2,3,4, en la esclerosis múltiple5, en la artritis reumatoide6,7,8, en las enfermedades inflamatorias intestinales y en el lupus9.

El uso de la Vitamina D no es algo nuevo

Antes de la llegada de antibióticos eficaces, la vitamina D se ha usado, indirectamente y sin conocimiento de ello, para el tratamiento de infecciones como la tuberculosis. El tratamiento que se administraba a los pacientes con tuberculosis incluía baños solares. En aquel momento se creía que los rayos del sol mataban directamente a la tuberculosis.

Posiblemente lo que ocurría es que, gracias a la formación de vitamina D a través del sol, los pacientes mejoraban su sistema inmune y, en consecuencia, eliminaban con más facilidad la bacteria causante de la tuberculosis.10,11 Asimismo, en 1849 la importancia de la vitamina D también se solía utilizar el aceite de hígado de bacalao como tratamiento para curar la tuberculosis, el cual contiene cantidades muy elevadas de vitamina D12.

Asegura tus niveles de (D)efensa

La vitamina D13 ayuda a modular tanto la respuesta inmunitaria innata como la adquirida. Por lo tanto, para que el sistema inmune funcione de forma óptima, es importante mantener unos buenos niveles durante todo el año.

Los meses en los que no sea posible sintetizar vitamina D a través del sol, se debería aportar a través de una suplementación. Esto es de especial importancia en aquellas personas que padezcan enfermedades autoinmunes o relacionadas con el hecho de tener un sistema inmunitario deprimido.

En Clínica La Veró ofrecemos megadosis de fortalecimiento con Vitamina D3, que también incluye Vitamina C y Plata Coloidal; éstos últimos más enfocados al área respiratoria.

Todos los derechos reservados © Clínica La Veró, 2021

Políticas de privacidad

Desarrollado por melimeraki