Tratamientos

Medicina Estética

Peeling

El peeling químico es un tratamiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Al finalizar el peeling, las capas de piel reveladas son mas nuevas y por tanto más suaves y jóvenes. No solo eliminaremos las arrugas profundas, sino que también acabaremos con imperfecciones como el acné o con las manchas provocadas por la exposición al sol.

Volver a los tratamientos

Artículo de interés

¿Qué es un peeling químico?


El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico para rejuvenecer la piel de la cara. Consiste en la aplicación de una sustancia química corrosiva sobre la piel. Esta sustancia elimina de forma controlada y limitada una parte del cutis más o menos profunda, según el tipo de ácido utilizado, y produce de forma tardía una regeneración de las capas destruidas renovando la piel y dejándola más luminosa, más limpia, uniforme y elástica sin determinados defectos estéticos como manchas, arrugas, defectos de acné, etc.

¿Qué efectos produce en la piel?

El peeling puede producir los siguientes efectos:

  • Reducción de las arrugas finas alrededor de los ojos y la boca.
  • Tratamiento de las arrugas producidas por el sol, la edad y las adquiridas por la herencia.
  • Mejora del aspecto de las cicatrices pequeñas.
  • Mejora algunos tipos de acné.
  • Disminuye las manchas propias de la edad, del embarazo, de la toma de anticonceptivos y las pecas.
  • Mejora el aspecto y textura de la piel.
¿Quién es el candidato ideal?

El candidato ideal para un peeling químico  es aquella persona que presente un envejecimiento facial debido a la sobreexposición solar, manchas, acné, queratosis, flacidez de la piel, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices, poros abiertos, etc. En general, funciona mejor en las pieles claras aunque también pueden beneficiarse las oscuras.

Contraindicaciones

En algunos tipos de piel existe el riesgo de desarrollar un cambio de coloración temporal o permanente. Este riesgo aumenta en personas que toman anticonceptivos, en embarazadas y en aquellas con historia familiar de hiperpigmentación. El tratamiento también puede reactivar lesiones por herpes en los labios o la nariz, sobre todo en personas predispuestas. En estas circunstancias el médico puede prescribir una medicación para evitar un brote. Se debe informar al médico sobre la tendencia a formar cicatrices abultadas (queloides).

¿Qué sustancias se utilizan en el peeling?

En un peeling químico se utilizan diversas sustancias, cada una tiene su indicación y será el médico quien recomiende la adecuada para cada caso.

¿Qué tipos de peelings existen?

Los peelings se clasifican según el grado de penetración en la piel, de más superficiales a más profundos. La intensidad del peeling a emplear debe estar relacionada con la profundidad de las lesiones:

  • El peeling superficial solo penetra hasta la epidermis (la capa más superficial de la piel). Está destinado a hacer desaparecer arrugas finas, manchas y acné, en aquellos pacientes que no desean o no pueden permitirse una descamación de la piel visible. Tras realizarlo sólo deja un ligero enrojecimiento de la piel que desaparece en varias horas. Puede volver a aplicarse en intervalos de quince días. Entre las sustancias utilizadas para este tipo de peeling se encuentran los alfa-hidroxiácidos (ácidos glicólico, láctico, málico, tártrico y mandélico), los beta-hidroxiácidos (ácido salicílico y su derivado el lipohidroxiácido) y el ácido tricloroacético (TCA) en concentraciones entre el 10 y el 20 por ciento.
  • El peeling medio tiene una mayor penetración, hasta la dermis superficial. Está destinado a borrar las arrugas superficiales así como las diversas manchas (lesiones pigmentadas extendidas) y el acné en fase activa. Su administración se acompaña de un enrojecimiento mayor y de una descamación más visible, desprendiéndose la piel seca. Por el aspecto físico que produce, el paciente no debería realizar vida social durante 7 a 10 días. Se realiza en una sola sesión y puede repetirse a los seis meses. Entre las sustancias utilizadas para este tipo de peeling se encuentran: la solución de Jessner (combinación de resorcinol, ácido salicílico, ácido láctico y etanol) y el TCA en concentraciones entre el 20 y el 33 por ciento.
  • El peeling profundo penetra hasta la dermis media y está destinado a eliminar las arrugas más marcadas, el envejecimiento por sobreexposición solar de grado medio-alto, las cicatrices del acné y manchas circunscritas. Produce un enrojecimiento de la piel de tres o cuatro días de duración y una descamación intensa durante unos diez días. La vida social normal puede verse alterada durante aproximadamente dos semanas. Se realiza en una sola sesión y puede aplicarse de nuevo a partir de los seis meses. Entre las sustancias utilizadas para este tipo de peeling se encuentran el fenol y el TCA a concentraciones superiores al 50por ciento (actualmente abandonado por importantes efectos secundarios).
  • El peeling con fenol produce un blanqueamiento permanente del tono de la piel por lo que éste es un factor limitante para su empleo. Además, la piel pierde potencial para la formación de pigmento (no podrá broncearse) por lo que se deberá utilizar siempre pantalla solar total a partir de la realización del tratamiento. El peeling profundo posee un riesgo adicional para los enfermos de corazón.
¿Cómo funciona el peeling químico?

Peeling superficial:

  • Se realiza una limpieza facial.
  • Se aplica la solución sobre la piel y se mantiene hasta diez minutos.
  • El producto químico se retira y se neutraliza.

Peeling medio:

  • Se realiza una limpieza facial.
  • Se aplica la solución sobre la piel y se mantiene pocos minutos.
  • El área tratada adquiere un color grisáceo.
  • La solución se neutraliza con compresas frías de solución salina.
  • La piel estará enrojecida los días siguientes al peeling. La vuelta al aspecto normal puede tardar hasta seis semanas.

Peeling profundo:

  • El peeling profundo requiere una preparación previa de la piel de hasta ocho semanas de duración. Esta preparación se suele realizar con Retín-A, un derivado de la vitamina A, que adelgaza la superficie de la piel para permitir que la solución penetre más profundamente. Existen otros preparados para aquellos que no toleran el Retín-A.
  • Se inyecta un anestésico local al mismo tiempo que se administra un sedante.
  • Se realiza una limpieza facial.
  • Se extiende el fenol y se mantiene entre media hora y dos horas. Se neutraliza con agua.
  • Tras un descanso de una hora, se aplica una mascarilla que se debe mantener durante dos días. Hay quien prefiere cubrir el rostro con un vendaje dejando unas aberturas para los ojos y la boca.
  • El vendaje se retira en pocos días. Tras el peeling profundo se administran analgésicos para las molestias.
  • Aunque la inflamación desaparece a las dos semanas, lo que permite volver a la vida normal, el enrojecimiento de la piel puede durar hasta tres meses. Los resultados de este tipo de peeling pueden durar hasta diez años.
¿Será doloroso?

La mayor parte de los pacientes que se realizan un peeling químico experimentan una sensación de quemazón que dura entre cinco y diez minutos. Los peelings profundos precisan medicación para el dolor durante y después del proceso.

¿Se necesita algún cuidado post-peeling?

Tras la realización de un peeling químico se debe evitar la exposición al sol ya que la piel nueva es más frágil y susceptible de complicaciones. Se debe utilizar pantalla solar total durante varios meses. Se debe evitar arrancarse las costras de la piel que está cambiando ya que podrían producirse cicatrices. Además, se deben seguir detenidamente las recomendaciones del médico para evitar infecciones.

Complicaciones

Las complicaciones de estos procedimientos son:

  • Pigmentación temporal o permanente.
  • Cicatrices, que suelen responder bien al tratamiento.
  • Reactivación de herpes antiguos.
  • Infecciones.
  • Alergias.

La Veró © Todos los derechos reservados 2023