Hidrotermal

La hidroterapia es un baño de inmersión en una tina especial con aguas termales saladas, ozonizada. El baño durará unos 60 minutos; no es aconsejable que dure más tiempo, ya que nos bajara la tensión, (pudiendo incluso hacer una hipotensión).

Si hacemos baños en aguas termales o saladas, tenemos un elemento dializador, es decir una pequeña diálisis a través de la piel.

En las aguas termales hay una concentración salina de 20 gramos por litro de agua. El plasma de nuestro cuerpo tiene una concentración salina de 9,4 gramos de sal por litro (9,4/1).

Esto determina un gradiente osmótico que provoca una extracción de los ácidos retenidos en el interior del organismo a través de la piel, ya que en el agua del baño hay más del doble de concentración salina, lo que favorece esa ósmosis para que se produzca esta vía de eliminación tan saludable.

Además, la temperatura termal del tratamiento ayuda a abrir los poros de la piel y así colaborar con la limpieza de los tres filtros del cuerpo: riñón, hígado y pulmón.

Si no filtramos el hígado no podremos eliminar el colesterol, si no filtramos el riñón no se elimina el ácido úrico y si no filtramos el pulmón no eliminamos el co2.

Este tipo de baño con sal es una terapia para la piel, que ayuda a eliminar ácido carbónico, ácido úrico y ácidos grasos, de una manera sencilla, barata y llena de sensaciones de confort, que nos hacen agradable el poder llevarlo a cabo de una forma cotidiana.

Se podría decir que un baño con sal, es básicamente una diálisis percutánea, es un hígado, es un riñón artificial de alto rendimiento y de bajo costo.


 

Category
Tratamientos

Todos los derechos reservados © Clínica La Veró, 2021

Políticas de privacidad

Desarrollado por melimeraki