Tratamientos

Medicina Integrativa

Hidrocolonterapia

La hidroterapia de colon es un tratamiento de lavado del intestino, para mejorar el tránsito intestinal y activar el sistema circulatorio. El objetivo es depurar los residuos y toxinas acumuladas, liberando al paciente de presión en la zona abdominal y problemas intestinales. En la última sesión implantamos nueva flora intestinal.

Volver a los tratamientos

Artículo de interés

¿Qué es la hidroterapia de colon?

La hidroterapia de colon es un tratamiento de lavado del intestino, para mejorar el tránsito intestinal y activar el sistema circulatorio. El objetivo es depurar los residuos y toxinas acumuladas, liberando al paciente de presión en la zona abdominal y problemas intestinales.

¿Por qué se realiza?

Esta técnica se utiliza sobre todo como un sistema de limpieza intestinal para aquellos pacientes que sufren de estreñimiento crónico. De hecho, incluso los pacientes que no presentan estreñimiento y cuyo tránsito intestinal es regular, también pueden acumular residuos en los pliegues del colon.

Para optimizar al máximo los resultados, se recomienda a los pacientes que acompañen la hidroterapia del colon junto con una dieta rica en fibras y que mantengan unos hábitos de vida saludables, como la realización de ejercicio físico de modo regular.

¿En qué consiste?

La hidroterapia de colon consiste en la introducción de una cánula con agua templada a baja presión a través del ano por el intestino grueso, con el fin de eliminar los deshechos acumulados. De este modo, se favorece la reabsorción de agua y minerales. Al mismo tiempo que se introduce el agua se va realizando un masaje que va regulando las contracciones y el ritmo del colon, para que se vaya restableciendo su funcionamiento.

Cada sesión de hidroterapia de colon dura unos 45 minutos, así como el tratamiento completo de todo el colon suele requerir un mínimo de 4 sesiones.

Preparación para la hidroterapia de colon

La hidroterapia de colon no requiere ninguna preparación previa del paciente, es un tratamiento no invasivo y sin efectos secundarios. Aun así, sí que deben considerarse ciertas contraindicaciones, debiendo evitar la hidroterapia de colon los pacientes que presenten una o varias de las siguientes condiciones:

  • Embarazo
  • Hemorroides, fisura anal y otras patologías anales que impidan introducir la cánula
  • Diverticulitis
  • Algunas patologías del abdomen, como enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o abdomen agudo
  • Cardiopatías severas
  • Enfermedades del hígado como cirrosis o insuficiencia renal
  • Reciente cirugía o radioterapia abdominal o rectal
Cuidados tras la intervención

Inmediatamente tras la sesión de hidroterapia de colon, el paciente puede regresar y hacer vida normal. No es necesario que el paciente siga instrucciones concretas tras el tratamiento, pero sí que optimizará los resultados si mantiene unos hábitos saludables de alimentación y actividad física.

Otros artículos de interés

La Veró © Todos los derechos reservados 2023