La nutrición del organismo

El cuerpo humano se nutre de tres maneras: sólidos, los alimentos que consumimos; líquido, lo que bebemos; y gaseoso, lo que respiramos. En orden de jerarquía lo más importante para el organismo es el oxígeno, seguido del agua y de los alimentos. Este conjunto es el que aporta la vida.

La composición del aire tiene 70% de nitrógeno, 5 a 10% de otros gases, y solo 20 a 25% de oxígeno. Los pulmones filtran el aire a través del alveolo para que el oxígeno llegue a nutrir el organismo. La falta de oxígeno en la sangre hace que algunas células dejen de funcionar apropiadamente, comprometiendo el buen desempeño de los órganos y sistemas del individuo.

La Medicina Integrativa que se practica en La Veró se preocupa de esto y atiende las deficiencias de oxígeno con tratamientos innovadores de comparada y comprobada eficiencia que activan las células dormidas. Contamos con tratamientos como la oxigenación hiperbárica, que es un tratamiento médico que se suministra a través de sesiones de oxigenación estando el cliente dentro de un equipo especial llamado “cámara hiperbárica”: un recipiente hermético en el que se mantiene presión con aire o con oxígeno. También recomendamos a los clientes tratamientos con ozono.

Así también, la Medicina Integrativa se ocupa de la nutrición líquida del organismo. El cuerpo desprende acidez en sudor, el aliento, la orina y la materia fecal. Todos los desechos del cuerpo humano son ácidos.

Según investigaciones, científicos Japoneses confirmaron que el consumo del agua alcalina ayuda al organismo a eliminar los desechos ácidos, que produce el proceso natural de la digestión. Si estos desechos no se eliminan de manera rápida, hacen que el pH de la sangre se altere creando así todo tipo de problemas. Esos desechos son inevitables pues están contenidos en los alimentos que consumimos.

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que actúa como un potente y natural antioxidante, con capacidad de ayudar al organismo a eliminar los desechos ácidos que produce el proceso natural de la digestión, corrige a su vez el balance ácido/alcalino del cuerpo, regenerando las células y combatiendo diferentes signos del envejecimiento, previendo el desarrollo de enfermedades y combatiendo problemas comunes como el reflujo ácido.

En La Veró proponemos un tratamiento con agua pura y alcalina para tratar la acidez corporal y retrasar el envejecimiento desde su interior. Comprobamos que al tomar diariamente entre 5 y 6 vasos de “Esencial”, un producto exclusivo, el organismo preserva su equilibrio al mantener la sangre ligeramente alcalina, que es su estado natural.

El consumo diario de 1 a 2 litros de agua alcalina ionizada, fomenta la vitalidad física, mental y se eliminan impurezas ácidas retrasando el deterioro del organismo.

Diariamente consumimos una gran cantidad de comida rica en grasas, azúcares y ácidos úricos, todo esto en un ambiente de ansiedad, apuro y estrés, que nos genera un gran malestar, pesadez y principalmente mala digestión y acidez. El resultado final, una diabetes descompensada, crisis de hipertensión, ataque de gota, náuseas y sobrepeso solo por citar algunas más comunes.

La Medicina Integrativa también resalta el papel fundamental que ejerce la nutrición a la hora de producir mejoras en los clientes a través de un programa nutricional individualizado y ajustado a sus necesidades.

En La Veró el cliente pasa por una anamnesis alimentaria nutricional, que permite obtener información objetiva que refleja la historia dietética del cliente a partir de la cual se podrá intervenir con un tratamiento adecuado. Además, los profesionales observan los resultados de la Biorresonancia Magnética Cuántica y diseñan un plan nutricional basado en los hábitos normales del cliente pero mejorando la calidad de su alimentación. También miden el pH del organismo para apuntar todos los esfuerzos a que el individuo tenga una dieta que permita tener un cuerpo alcalino, sin acidez.

Además, en La Veró proponemos la Solución Digestiva, que con sólo 3 gotas diluidas en medio vaso con agua, después de las comidas, ayuda a que el organismo asimile lo bueno y elimine lo malo que ingerimos.

También contamos con el Kéfir, producto lácteo fermentado mediante hongos y bacterias, que constituye un alimento probiótico. Su principal virtud se resume en regenerar y equilibrar el delicado ecosistema de nuestra flora intestinal. Es un alimento que está indicado para las personas que presentan dificultad para la absorción gastrointestinal y tiene efecto desintoxicante, regenerador de la flora intestinal y estimula las defensas. También tiene uso externo, como una crema curativa por su propiedad antiséptica en el tratamiento del acné, eccemas, alergias. Mejora el estado de piel y cabello.

Visítanos

Herrera 933 casi EEUU

Asunción, Paraguay

Tel.: (021) 452 400

WhatsApp: (0983) 616153

Horarios de atención

  • Lunes – Viernes
  • 06:00 – 20:00
  • Sábados
  • 06:00 – 12:00

La Veró © Todos los derechos reservados 2022